Adiós GitHub

Desde hace ya más de un mes se anunció que la plataforma de GitHub pasaría revisión y probablemente bloquearía a los desarrolladores que vivieran en países sancionados por Estados Unidos.

Esto me pareció muy malo. Si bien no me habían suspendido, considero poco ético que lo hagan sólo con gente de países marcados. Había escuchado por muchas partes que después de la adquisición de GitHub por Microsoft, las cosas iban a cambiar en dirección a la filosofía de esta ultima empresa, y, por tanto, el Software Libre debería moverse a otras plataformas que brindaran más libertad y estuvieran “bien” desde un punto de vista ético.

No hice caso de estas advertencias, y podría seguir sin preocuparme. Como dije desde el principio: no me gusta que sólo le pasen lupa a países como el mío, Venezuela. Tenía planeado seguir manteniendo repositorios en GitHub y además abrir una especie de “tienda” aquí en Indie Libre, donde pudiera ofrecer los mismos repositorios con algunas guías únicas. Sería como una forma de recibir donaciones, de algún modo.

Cree una cuenta en la plataforma de SourceForge, pero no me sentí cómodo con su interfaz. Además, la creación de proyectos es un poco más tediosa que en GitLab o GitHub. Durante ese tiempo hubiera intentado otras alternativas, pero coincide con una apretada de tuercas que nos dieron en mi ciudad. Estuve (y sigo) sin Internet, casi que sin agua y con pocas horas de electricidad. Así pasaron días y días, sin embargo, he podido regresar a este blog. Está pasando mucho tráfico, personas interesadas en temas sobre Godot o GNU/Linux que me gustaría traer, y lo haré. Mientras viva no dejaré de trabajar aquí.

Decidí seguir con el proyecto de la “tienda de Assets” donde guardaré el código fuente de mis proyectos. Por ejemplo Sunny Land, así las personas que no quieran hacer inmediatamente el curso de YouTube, podrán descargar con una donación el código fuente del proyecto. Me parece algo sustentable que no rompe con mi ideal de no privatizar la educación. Sin embargo, quizás también abra repositorios en GitLab.


Entonces me toca despedirme. Ya saben más o menos mi estado, y algo que es muy importante: el destino de los repositorios con las cosas que he desarrollado. Quizás mantenerlos sólo en Indie Libre sea peligroso, si la muerte me alcanza no estaría bien que el material se pierda. Paralelamente a este servidor, probablemente guarde en GitLab un respaldo.

Sin más que decir (por lo menos en esta nota), nos vemos pronto familia. Estoy haciendo todo lo posible por trabajar nuevo contenido, me sorprende que hasta el día de hoy, mucha gente me siga teniendo paciencia.